Deportes

SUS PRIMERAS LETRAS

Autor Jorge Emilio Salazar Monge | Sección Deportes | 12 Apr, 2016

Francisco “PANCHO PAJARITO” Bermúdez Naranjo nació en el distrito quinto San Antonio de Desamparados, el día viernes 26 de enero de 1934 a las seis y treinta de la mañana. Es hijo de Gilberto Bermúdez Naranjo y de Clemencia Naranjo Gamboa. Fue bautizado en la Iglesia Nuestra Señora Santa María de los Desamparados el domingo 11 de febrero de 1934, por el presbítero Carlos Meneses Brenes. Fueron sus padrinos de bautismo Reynaldo Naranjo Gamboa y Ofelia Carvajal Arguedas (con su nombre fue designado el Hogar de Ancianos de Desamparados Centro).

Es el cuarto de seis hermanos: Dinora, Ismelda, Isabel, Francisco, Clemencia y Luis. Asistió a la Escuela República de Panamá de San Antonio Centro. Después de finalizadas sus primeras letras (enseñanza primaria), empezó a involucrarse en uno de sus más preciados talentos y pasiones: la ebanistería y la confección de aparatos electromecánicos, que a la vez, le han permitido solventar, por muchos años, su economía de vida.

El linaje del apodo ave lo hereda de su papá, que culturalmente era conocido como Gilberto “PAJARITO” Bermúdez. Se casó a la juvenil edad de 18 años con Miriam Camacho Fallas. La ceremonia matrimonial la ofreció el cura párroco Delio Arguedas Argüello el sábado 24 de mayo de 1952, en la Iglesia Parroquial Santa María de Los Desamparados. Es padre de cinco hijos: Mayela, Ana Lucía, Jorge Luis, Francisco Antonio y Yamileth Antonieta.

 

CICLISTA DE RELIEVE INTERNACIONAL

Su afición por los deportes la inicia con el fútbol, integrando las filas del legendario Deportivo Luis Castro, y posteriormente las del Club Sporting Café, ambos de San Antonio de Desamparados. Sin embargo, es con el ciclismo que alcanza su mayor expresión deportiva. A raíz de un partido de balompié que, en las postrimerías de 1951, protagonizaría su equipo- Deportivo Luis Castro- en la ciudad de San Isidro del malogrado cantón de GENERAL, el jovencito Francisco “PAJARITO” Bermúdez, en compañía de sus coterráneos Flavio Polini y Helberth Arguedas, decide hacer el viaje en bicicleta y no en la pintoresca cazadora que ofrecía el servicio de pasajeros entre San José y General.

Ese trayecto de 130 kms, sobre una rústica carretera de lastre recién trazada, con una irregular topografía que oscilaba entre lo plano de Cañón, lo empinado del Cerro Buena Vista y lo descendente y escabroso del poblado de LA ESE, además de las variaciones en el clima, pasando de lo tibio de Desamparados, lo glacial y embarrialado del Cerro de la Muerte, a lo caliente y polvoriento del Valle de General, culminaba en el viejo templo católico, forrado con láminas de metal y pintado de color ladrillo, que servía de vigilante de la desgastada plaza central de San Isidro, que en 1920 hizo realidad el benefactor generaleño Juan Valverde Tenorio.

Tan inusual desplazamiento en bicicleta, detectó en Francisco Bermúdez las condiciones de intrépido velocista y descollante escalador, que lo llevarían a convertirse en la década de 1950 en el más brillante ciclista de relieve internacional de Costa Rica.

 

EXTRAORDINARIA TRAYECTORIA CICLISTICA

Francisco “PANCHOPAJARITO” Bermúdez comenzó su extraordinaria trayectoria ciclística en el año de 1953, al triunfar el domingo 22 de marzo-siendo un novato- en la segunda etapa de la Internacional Carrera San José-Puntarenas-San José, conduciendo una bicicleta de la marca francesa Peugeot. Por esa relevante victoria, “PAJARITO” recibió el trofeo Traube al vencedor de esa etapa. La primera jornada de ese evento la había ganado, el día anterior, el también desamparadeño, Flavio Polini Castro.

La demostración de sorprendente escalador en la prueba San José-Puntarenas-San José, le permitió a Francisco “PAJARITO” Bermúdez, integrar el seleccionado de Costa Rica que participaría en el Festival Deportivo de las Fiestas Agostinas de El Salvador, a efectuarse del 2 al 5 de agosto de 1953. La cuarteta costarricense la conformaron Flavio Polini, José Francisco Sánchez, Miguel Rojas y Francisco Bermúdez. La vuelta salvadoreña constaba de 460 kms, dividida en cuatro etapas, y en la que “PAJARITO” fue el mejor tico, ocupando la cuarta posición.

En octubre de 1953 la Junta Nacional de Ciclismo (actual Federación Costarricense de Ciclismo) le otorga a Francisco Bermúdez, integrante del equipo Orión FC, el diploma de Primer Lugar Individual del Torneo de Invierno de 1953. Corriendo para el club Liga Deportiva Alajuelense, en el año de 1954, Francisco “PAJARITO” Bermúdez ganó la ciclística  San José-Zarcero-San José. En ese concurso de 182 kms cronometró un tiempo de 5 horas, 25 minutos y 15 segundos. El tridente manudo lo constituían Leonardo Thielo, Eliécer Marín y Francisco Bermúdez.

Y en virtud de su participación en el campeonato nacional de ciclismo de 1954, la Junta Nacional le confiere a Francisco “PAJARITO” Bermúdez el título de Subcampeón Nacional de Ciclismo de Gran Fondo.

 

SELECCIONADO PANAMERICANISTA DE CICLISMO

Para conformar la escuadra de ciclismo que representaría a Costa Rica en los Segundos Juegos Deportivos Panamericanos México 55, a celebrarse en la Ciudad Universitaria Mexicana del 12 al 26 de marzo de 1955, la Junta Nacional efectuó una prueba clasificatoria entre los penalistas Miguel Rojas, los hermanos Leonardo y Guillermo Thiele, Héctor Masís, José Francisco Sánchez, Efraín Cubillo y los desamparadeños Roger Jiménez Mora y Francisco Bermúdez Naranjo.

Esa eliminatoria designó al seleccionado panamericanista de ciclismo costarricense, que quedó integrado por Francisco Bermúdez, Guillermo Thiele, José Francisco Sánchez y Miguel Rojas. “PAJARITO” Bermúdez compitió en la prueba de gran fondo de 175 kms, corrida alrededor de la Ciudad Universitaria de México, ocupando el puesto 16 entre 75 participantes.

 

AÑO DORADO EN EL CICLISMO

1956 fue un año dorado en el ciclismo, no solo para Francisco “PAJARITO” Bermúdez, sino también para Costa Rica. Francisco Bermúdez Naranjo, junto a Roger Jiménez, Francisco Gómez y Eliécer Marín, configuraron el cuarteto nacional qu, teniendo como jefe delegado a Flavio Polini Castro, participó en la Vuelta Ciclística Centroamericana a Guatemala, realizada del 3 al 5 de febrero de 1956, con un trazado de 450 kms y dividida en tres etapas.

 

La primera etapa abarcaba 140 kms, con un circuito en el Paseo de la Reforma de Ciudad de Guatemala. La segunda de 150 kms entre Ciudad de Guatemala, Chimaltonango y Escuintla. Y la tercera de 160 kms entre Escuintla, Puerto San José y Ciudad Guatemala. La larga travesía a Guatemala la cumplieron por carretera a bordo de un vehículo Land Rover, propiedad de Flavio Polini y dada la incomodidad por tanto equipaje, los penalistas se turnaban el camino en bicicleta cada 100 kms. Esa rutina les sirvió como preparación para la competencia chapina.

Francisco “PAJARITO” Bermúdez fue el más valioso de los costarricenses, obteniendo el sétimo lugar. La reconocida categoría de “PAJARITO” motivó a los socios franceses Blas Coaglieri, Silvestre Zasi y Henry Sarrasín, a solicitarle que se afiliara al equipo guatemalteco que ellos patrocinaban. Francisco Florencio no aceptó la propuesta, debido a sus compromisos de índole familiar. Sin embargo, los empresarios galos, que como ruteros ganaron en tres ocasiones la Vuelta Ciclística a México y compitieron en Costa Rica durante la Carrera Internacional San José-Puntarenas-San José en marzo de 1953, le obsequiaron, como valoración de su talento deportivo, una bicicleta del sello Quetzal, que ellos promocionaban.